Estás viendo los debates

Debate

Eliminado

  9 Comentarios  •  06/11/2017  •  CommonGood

19 votos
Debate

Propuesta de "contrato único"

  43 Comentarios  •  07/12/2017  •  Pedro

Uno de los grandes problemas y preocupaciones de los ciudadanos es el empleo. Dentro de este aspecto es bien conocido el problema de la precariedad laboral que sufren millones de trabajadores en nuestro país. Como todos sabemos 9 de cada 10 contratos que se firman actualmente son temporales y 1 de cada 4 trabajadores en nuestro país está contratado bajo esta modalidad. 3 de cada 4 jóvenes españoles tiene un contrato temporal. Esto sumado a otras formas de precariedad como las jornadas parciales involuntarias o los bajos salarios está afectando especialmente a los jóvenes y a las mujeres.

Esta no es una situación novedosa, tiene su origen en la reforma laboral que el gobierno del PSOE hizo en 1984 y cuyo objetivo fue facilitar el uso de contratos temporales. Las sucesivas reformas laborales no han hecho más que agravar esta situación. En la actualidad los trabajadores temporales no sólo sufren de menor duración en sus contratos como se deriva de su relación laboral, sino que además disfrutan de peores salarios y formación. Además en épocas de recesión son trabajadores que sufren en mayor medida el desempleo, porque además de estar contratados para tareas que luego no son requeridas, pueden ser despedidos de forma más económica y por su situación tienen serios problemas para acceder prestaciones como la de desempleo debido a las condiciones para su percepción.

Ante esta situación es bien conocido que los centros de pensamiento financiados por empresas y bancos han desarrollado y propuesto modificar las modalidades de contratación para adoptar el mal llamado “contrato único”. Pero lo han hecho a través de fórmulas como la “indemnización creciente”, utilizando de forma demagoga a los trabajadores precarios y utilizando el falso argumento de que existe un “escalón” en la indemnización que impide la conversión de trabajadores temporales en indefinidos. Pero si uno se para a estudiar exactamente qué ocurriría con la implantación de un contrato único de indemnización creciente se encuentra con que el resultado sería un importante abaratamiento del coste del despido de trabajadores en nuestro país y una mayor rotación media de los trabajadores. Todo ello sin contar que se combinara con otras ideas como la llamada “mochila austriaca” o con reformas en la negociación colectiva y la causalidad de los despidos que sería seriamente lesiva para los trabajadores.

Tampoco nos es ajeno que estas ideas y la bandera de la defensa de los trabajadores precarios han sido tomadas por algún partido político, igual que conocemos que quienes diseñaron su programa electoral alabaron la última reforma laboral del PP precisamente por facilitar los despidos de los trabajadores. A nivel de imagen pública este partido parece estar siendo quien está trabajando por resolver el problema de la precariedad, cuando en realidad su ideario está de parte de los empresarios quienes desean que aligerar sus plantillas sea fácil y barato. Ante esto desde Podemos nunca se ha dado una respuesta satisfactoria más allá del “wishful thinking” y miles de inspectores en busca del arca perdida.

¿Cómo se puede subsanar parte de la precariedad laboral que sufren los trabajadores a través de los contratos temporales? ¿Cómo puede evitarse la utilización fraudulenta de este tipo de contratación? ¿Cómo puede evitarse que los lobbies empresariales y los partidos que representan sus intereses utilicen la situación precaria de millones de trabajadores para cercenar sus derechos?

Pues aquí va una idea loca: proponer también un CONTRATO ÚNICO. Pero a diferencia de la propuesta de determinado partido de imponer una indemnización creciente que en realidad supondría un abaratamiento del despido, la idea sería que este contrato fuera el indefinido ordinario actual. Con esta propuesta ningún trabajador vería recortada su indemnización, los trabajadores precarios verían aumentados sus derechos, se eliminaría la supuesta “brecha” que impide la conversión de contratos temporales en indefinidos… El único “pero” sería que los empresarios pagarían mayores indemnizaciones para contrataciones a menos de 2 años, pero al estar referenciadas al tiempo trabajado y este ser de corta duración, no serían excesivamente onerosas, sobre todo si el verdadero objetivo es acabar con la precariedad laboral sin abaratar y facilitar el despido de los trabajadores.

Por estos motivos, aunque he intentado ser lo más breve posible para no hacer excesivo el texto y es algo que merece más reflexiones, creo que sería conveniente que desde Podemos se realizaran la acciones necesarias para elevar esta situación al debate público y que finalizaran en una proposición para la eliminación de todos los contratos temporales y que sólo quedara vigente el contrato indefinido ordinario que rige en la actualidad.

Por supuesto esta es una idea suelta que debería estar enmarcada en otras muchas que mejoren la situación de los trabajadores en nuestro país que afecten a las prestaciones sociales, a una reforma de la representación sindical en las empresas…

Quizá es hora de que más allá del “monotema” que lleva ocupando el debate político en los últimos meses, Podemos ponga sobre la mesa otros problemas importantes que afectan a millones de españoles y sea visto como el partido que busca una solución para ellos. No dejemos que otros partidos los instrumentalicen para beneficiar a las élites que los provocaron.

¿Apoyarías que todos los contratos temporales fueran eliminados y sólo quedara disponible el contrato “único” indefinido ordinario actual?

trabajo Empleo Contratación mercado laboral
19 votos
Debate

Maduro apalea y gasea al imperialismo yanqui en las calles de Venezuela

  16 Comentarios  •  10/04/2017  •  Joseangel

La brutal represión de Nicolás Maduro sobre su pueblo se justifica en "la lucha contra el imperialismo yanqui"...

El pueblo venezolano que se manifiesta en las calles como reacción al hambre, la carestía de la vida, el autoritarismo de Maduro que conduce a la dictadura pura y dura..es presentado por el déspota Maduro como "el imperialismo yanqui"...

La policía de Maduro que apalea, gasea, tortura, encarcela y asesina a su pueblo..en realidad está apaleando, gaseando, torturando, encarcelando y asesinando "al imperialismo yanqui" según la visión oficial del gobierno venezolano...

Ahora Maduro acaba de inhabilitar al líder opositor Enrique Capriles, intentando con ello descabezar al movimiento de resistencia del pueblo venezolano.

El pueblo venezolano es "el imperialismo yanqui"..y Enrique Capriles un "mercenario del imperialismo yanqui"..

Y mientras tanto el espíritu de Hugo Chávez sigue apareciéndose a Nicolás Maduro, ya en forma de mariposa, ave, o rostro pétreo, para actuar como mensajero de dios y refrendar la determinación de Maduro en su brutal represión "del imperialismo yanqui"..o sea, del pueblo venezolano...

El daño más terrible que se le hace a la idea de justicia social y derechos democráticos es posicionarse en favor de estos con la parcialidad del idólatra que solo defiende estos principios cuando es el otro bando quien los conculca..pero cuando es el suyo quien lo hace defiende impúdicamente al conculcador de esos derechos...

Todo en honor de la praxis geopolítica...

Venezuela Maduro justicia social imperialismo yanqui Capriles
15 votos
Debate

¡¡Dejad por favor el tema del pucherazo!!

  6 Comentarios  •  28/06/2016  •  FCeñal

Lo que ha habido es dejación por parte de 1 millón de potenciales votantes que han preferido ir a la playa o de picnic a votar. Les parecío mucho más grave que Iglesias diga que es socialdemóctara o que Anguita el comunista haya dado un mitin en Córdoba, o que no se hablase cada cinco minutos de desahucios o de la famosa ley 25 (como si todos no tuviéramos claro el compromiso de Podemos con estos temas). Les ha parecido, como digo, mucho más grave todo lo anterior que el hecho de que Mariano Rajoy Brey, el que le escribió a su extesorero cuando ya se sabía que tenía 40 millones en Suiza un mensaje de ánimo y de fortaleza, sea de nuevo nuestro querido Presidente, ni les parece grave que se saque a la gente por los pelos de sus casas como si fueran perros, ni que seamos el tercer país de la UE, después de potencias mundiales como Rumanía o Bulgaria, con mayor porcentaje de pobreza infantil (un 34%), ocho puntos más que Portugal, por ejemplo, o que las personas dependientes se mueran esperando ser atendidos como se merecen mientras estos impresentables se dedican a crear auténticas tramas mafiosas que desvían el dinero de todos a los bolsillos de sus amigos o de sus familiares, que tienen estómago para consentir que los niños en Valencia (donde han vuelto a sacar más votos) estudien en barracones, o que en Galicia y otros lugares de España niegen la medicación a los enfermos de Hepatitis C y se mueran, o que dejen sin comedores escolares a los niños y tengan la desverguenza de negar las condiciones de pobreza en que muchos viven. Pero nada de esó les importó a 8 milllones de desaprensivos o al millón de "paladares finos" que lo consintieron quedandose en casa. Pero eso sí, 24 horas después muchos de ellos se ponen la camiseta de España y gritan a mandíbula batiente el nombre de un país que les importa un pimiento, por que para ellos España no son las personas qure viven en ella, solo son dos colores en un trapo y once peleles dando patadas a un balón. Como decimos an Asturias: ¡¡Pásanos poco!!.  

 

 

 

portada
15 votos
Debate

¿EN MAREA???

  3 Comentarios  •  01/08/2016  •  RAntonio3

Hola todos: Luego de haber participado en la asamblea de Santiago, puedo decir que la mayoría de los que estábamos alli, entendimos que deberíamos ir SOLOS a las gallegas. Pero me pregunto ¿porqué será que la gente siente que debe ser así? No será porque algunos que están en los cargos, lo están gracias a nosotros ahora quieren sacar provecho y mandar?, porque hay un documento que dice que los "alcaldes", se comprometían a no formar ningún partido. ¿No será que estamos dejando decidir a grupos de una escasa representación popular y que antes de nosotros estaban al borde de desaparecer? ¿Y la gente que en las elecciones quiere votar la papeleta de podemos y no la encuentra? Se argumenta que lo importante es producir cambios. De acuerdo. Pero para eso hay que gobernar. Y para eso, hay que ganar elecciones. Solo se hará, si hay COHERENCIA. No se puede estar en la misa en la proseción. Para ganar, tenemos que dejar nuestras ideas bien claras, y mostrar fortaleza como partido. Sabemos que al final, la gente va a donde ve posibilidades de ganar. Es una pena pero es así. De manera que tampoco por ese lado, veo la ventaja de Marea. Al final, hacen un partido. Fenomental!!! Ahora, veamos quien tiene más apoyos. Nosotros sigamos con nuestro mensaje. Firmes, con claridad, sin cambios de imagen mi estrategia. Cargandono de argumentos. Solo acertando en el mensaje, no hablando de lo que a ellos no les duele, conseguiremos derrotarlos. Si luego vemos que podemos pactar, lo haremos. Pero desde nuestros principios, no desde los de los otros. Y si no, mala suerte. No podemos cambiar de discurso ni de actitud por los resultados. Hay que sembrar para cosechar. NOSOTROS SI PODEMOS!!!!!

15 votos
Debate

Los árboles no dejan ver el bosque.

  7 Comentarios  •  20/05/2018  •  ALBEDRIO

Antes de la conferencia dada por Pablo e Irene,  la dicotomía entre grave daño o mínimo daño infringido al partido por una decisión personal circunscrito al ámbito de lo privado podía ser relegada a su mínima expresión. Sinceramente no se si antes de la conferencia la cúpula de Podemos se ha reunido a analizar y reflexionar que tenían que hacer y decir Pablo e Irene, su decisión afecta a todas y todos y no puede circunscribirse a un acto de libre albedrío de dos personas. Sobre todo un libre albedrío que complica aún más la credibilidad del partido, cuando conforme a palabras de Pablo e Irene lo que está  bajo tela de juicio es su credibilidad como personas. Pablo e Irene, NO, o dimitis de motu propio o continuais con vuestra labor en Podemos, no se puede responsabilizar a aquellos y aquellas que no han cometido error alguno (así reconoceis el vuestro al solicitar un voto de confianza) quienes asuman el vuestro y con ello sean culpables de consecuencias negativas para el partido. No es justo ni inteligente arengar a inscritos e inscritas, a las bases a votar cuestiones de credibilidad personal. Con ello se crea un clima de división entre las bases, NO Pablo e Irene, NO. La decisión que habeis tomado no os corresponde solamente a vosotros dos, ni tampoco a la dirección. Podeis pedir voto de confianza por vuestra labor política, por la credibilidad de esta. Por favor no nos hagais votar, no nos dividais, al contrario, unirnos tomando la decisión que tomeis, sea dimitir o continuar. Yo trabajo y voto al proyecto Podemos a nuestra esencia. Para mi errejonistas, pablistas, anticapis, etc. son todas y todos compañeros de viaje con los que compartiré alimentos y morada hasta el fin del mismo. NO NOS HAGAIS VOTAR, yo no votaré.                

unidad solidaridad proyecto
15 votos
Debate

Sobre la libertad de expresión

  42 Comentarios  •  13/05/2017  •  Matias

Suele haber una definición sobre los límites de la libertad expresión muy popular que dice que tu libertad acaba donde pisas la del otro. Lógicamente se puede expresar al revés: tu libertad acaba cuando te la pisan.

Diría que es común que se confunda el concepto de libertad de expresión con libertad de vejación

La RAE define el verbo vejar de esta forma: "Maltratar, molestar, perseguir a alguien, perjudicarle o hacerle padecer". Partamos de esta definición.

Dicen los defensores de la libertad de vejación que si faltas el respeto o a la dignidad de otra persona, si el o la afectado/a se considera lo que le propinan verbalmente, es que lo es. Propinarle maltrato psicológico a una persona es una opinión sobre ésta pero no quita que sea una vejación.

Vamos a poner ahora el foco en el bullying, donde Wikipedia define éste de esta forma: "El acoso escolar [...] es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado tanto en el aula, como a través de las redes sociales, con el nombre específico de ciberacoso.".

En virtud de que un centro detecte acoso escolar, sin mediar juicio alguno, el equipo directivo puede decidir expulsar a un alumno del centro educativo. Estamos hablando de una sanción administrativa, porque un centro educativo público es una empresa pública y tal sanción, como una expulsión de una semana, es evaluada por alguien que no es de la carrera judicial ni ejerce como juez ni letrado, ni nada parecido.

Al igual que el acoso al colectivo LGTBI, el bullying es un problema grave, invisibilizado con la excusa de es cosa de niños y much@s profesores/as hacen la vista gorda, pero cada vez más, los centros educativos forman comités para estudiar estos casos y actuar con la mayor prontitud posible.

Con los mismos argumentos que esgrimen los detractores de cualquier medida que comprenda una actuación administrativa sin intervención de un juez, podríamos decir que si un alumno agresor le dice al agredido eres un puto gordo de mierda y te vamos a hacer la vida imposible está ejerciendo la libertad de expresión cuando en realidad lo que está haciendo es extralimitarse e invadir la vida ajena cual depredador acecha a una presa. La libertad de expresión no es un derecho carente de responsabilidades

Decirle a un ser humano que es inferior en cualquiera de las manifestaciones que se pueda encontrar (desde el maltrato psicológico al físico) es una vejación y, por ende, no es opinable si lo es o no. Un juez no hará sino más que confirmar el hecho dando fe del mismo y, aplicando la Ley vigente, sancionará incluso con la cárcel a quien vulnere los derechos humanos de un individuo. Eso restablece, en cierta medida, la dignidad de la persona vejada, porque siente que se ha hecho justicia. 

El problema es que, tal y como apuntaba anteriormente, vejar tiene una definición que deja poco espacio para los matices y, por lo tanto, amenazar, atemorizar o ridiculizar a una persona del colectivo LGTBI no es una opinión, sino una vejación en toda regla. Ni es opinión ni es opinable: en el ejercicio de la libertad de vocalizar lo que cada persona desee, hay el deber de no faltar a la dignidad humana, y eso no es opinable: es un hecho.

Diría que una ley que impone sanciones por vía administrativa, para las cuales deben haber pruebas fehacientes de las vejaciones propinadas a una persona LGTBI o al colectivo en su conjunto, no es coartar la libertad de expresión: es garantizarla. No hay nada que juzgar: decir que un homosexual es un enfermo mental no es un juicio opinable ya que es en si misma una afirmación. Es un atentado contra la dignidad de un ser humano, ya que se coarta su libertad sexual, por lo tanto, de expresión (porque poder expresar libremente la condición sexual sí es libertad de expresión). No es algo que requiera mayor esfuerzo sancionador que recoger los hechos e imponer las medidas que correspondan. O vejas o respetas.Otra cosa muy distinta es que, además de la sanción administrativa en base a la irrefutabilidad de un acto contra la dignidad de un ser humano, el o la afectado/a también recurra a la vía judicial, porque cree que efectivamente se han vulnerado sus derechos humanos. Es que una cosa no quita la otra: quizás una amenaza de muerte continuada por parte del vejador termina en que éste debe vivir 6 meses en la cárcel. 

Las sanciones administrativas por atentar contra la dignidad de un colectivo vulnerable como el LGTBI se impondrían sin perjuicio de que vejador vejado recurran por vía judicial los hechos. En ningún lugar de la proposición de ley se intuye que la via judicial quede cerrada. Ni que las sanciones administrativas no se puedan recurrir. Pero en cualquier caso, en una democracia sana, humanista, social y respetuosa, deben haber unos códigos éticos y morales refrendados democráticamente y que no requieren de juicio, ya que una mayoría percibe ciertos actos como dignos o indignos de la condición humana por consenso.

Planteo que un vejador que emite un mensaje contra un colectivo por razón de odio, xenofobia o por disfrute, no es un presunto vejador con presunción de inocencia. Es reconocible como vejador con un margen de error bajísimo, a no ser que entremos en el terreno de la metafísica y el relativismo cultural...

Lectura recomendada

La UNESCO, parte de Naciones Unidas, tiene el siguiente cómic divulgativo sobre la libertad de expresión: http://unesdoc.unesco.org/images/0018/001877/187764so.pdf

justicia derechos humanos Ley LGTBI administración publica
16 votos