Hay 5 debates con el tema 'Proceso Constituyente'

Ordenar por
Debate

¿Eres consciente de que estamos ante una crisis de Estado?

  58 Comentarios  •  01/11/2015  •  ExtraTexture

Sí, claro. Crisis de Estado. Hablo de Cataluña. Pero no solo. Rajoy está escenificando la crisis focalizándola exclusivamente en esa cuestión y en la necesidad de generar consensos. Para él no hay más crisis que esa.

Pero es que resulta que confunde la parte con el todo.

Cambiemos su prisma interesado. Y veamos la cuestión catalana como una faceta más de un asunto más grande. De una crisis de legitimidad.

Me da igual el porcentaje: que si es el 49 o el 51% de los catalanes. Como si es el 40 o el 60%... Porque el tema no es cuantitativo, sino cualitativo.

El independentismo en Cataluña es una línea de choque frontal contra la línea de flotación de la Constitución de 1978: afecta, por supuesto, al precepto de unidad nacional, al modelo autonómico y discute el principio de soberanía. Y es crisis de legitimidad porque expresa una profunda discusión y un rechazo muy amplio a ese ordenamiento constitucional por parte de un sector notable de la sociedad civil y las fuerzas políticas.

Pero, como digo, Cataluña no es el todo. Es una parte de una crisis de legitimidad, y subsiguiente crisis de Estado, mucho más amplia. La descomposición del bipartidismo, la corrupción endémica (del poder español y del poder en Cataluña), los déficits democráticos, la erosión de soberanía frente a la UE y la perdida de derechos... Y la crisis económica trastocada en crisis social y escandalosas diferencias, con un volumen crítico de la población en riesgo de pobreza y exclusión... O directamente pobre y excluida. 

Sin crisis económica, inmovilismo político y sin erosión del "consenso" del 78 no existiría la cuestión catalana tal y como podemos verla hoy. 

¿Qué hacer? Evidentemente caben al menos tres soluciones:

1. Marear con la "segunda transición", algo que dice encarnar Rivera, y que a mediados de los noventa también reclamó Aznar. Es decir: un mero recambio generacional con más de lo mismo. Como bien decía Monedero hace un par de días, uno hace una transición de un sitio a otro... No para quedarnos con lo mismo. Ni cambio ni recambio. Eso se llama perpetuación.

2. Cambiar la democracia por "otra cosa"... Ese es el discurso fascista. Al menos por estos lares, y de momento, no tenemos algo parecido a Amanecer Dorado, pero quién sabe... Su diagnóstico es ese: la democracia es ineficaz. Cambiémosla por otra solución que "funcione". Un cirujano de hierro. Ese es el atractivo del autoritarismo en tiempos de crisis de legitimidades.

3. Frente al inmovilismo y el fascismo, más democracia. La crisis de Estado, de legitimidad y las carencias de democracia sólo se curan con más democracia. Más democracia y más calidad democrática. Y esa salida no pueden encarnarla ni los musmos de siempre ni sus nuevos cachorros. Por eso es necesario Podemos... Y ese es el reto de Podemos.

Podemos Cataluña Proceso Constituyente
465 votos
Debate

Sin proyecto alternativo para Catalunya y el conjunto del Estado

  16 Comentarios  •  26/10/2017  •  Matias

Me parece que hay un asunto que se está por alto por completo y es que un referéndum legal, pactado y con todas las garantías es necesario, pero habría que concretar qué proyecto de país hay para que los catalanes y las catalanas decidan con plena libertad de elección de opciones diversas enmarcadas en el «sí» y el «no» el futuro colectivo a construir.

Dentro del «no» hay ahora mismo tres opciones, pero solo dos son las que están sobre la mesa:

  1. El bloque PP, PSOE y Ciudadanos, que no ofrecen a Catalunya más que la humillación y el continuismo del Régimen del 78.
  2. Unidos Podemos-En Marea-En Comú Podem y Compromís, ofreciendo echar a Rajoy, cogobernar con el PSOE y un referéndum legal, pactado y con todas las garantías, sin un cuestionamiento que marque un antes y un después al Régimen del 78.

Hay un tercera opción que es elaborar un proyecto haciendo participar a todos los actores políticos y organizaciones civiles para poner sobre la mesa que el camino hacia la ruptura con el Régimen del 78 y un proceso constituyente que conduzca a la proclamación de la III República como objetivo irrenunciable.

No es la solución definitiva para el independentismo, pero es que la solución no debe ser para ese sector de la sociedad en concreto: tiene que ser también para el resto de la ciudadanía de España que anhela una democracia plena y republicana. Es un camino en el que podemos encontrarnos con muchas opciones políticas en un espacio transversal. Incluído el independentismo que, en su diversidad, no es solo, como gusta decir, simplemente PdeCAT y ERC.

También no hay que llevarse a engaño: cualquier cambio real no sucederá en 5 días. El cambio que puede generarse en este país, explicándolo, divulgándolo y uniéndose en espacios transversales, es un proyecto 20 o 30 años vista.

Habrá quien quiera ver al partido en el gobierno pensando que España va a cambiar así, pero hay una lectura realista que puede resumirse en que, si ahora las expectativas electorales llevan a Unidos Podemos a tener que cogobernar con el PSOE, hay altísimas probabilidades de volatilización del proyecto por entrar en la dinámica del sistema y el posibilismo.

De nada sirve gobernar y hacer un Tsipras

En mi caso defiendo la tesis de ganar la guerra cultural, no la del relato: el verdadero cambio, bajo mi punto de vista, es el de la gente, no el de los gobiernos.

Por si hay alguna duda, gobernar es esencial para construir una sociedad justa, pero no en un país de ciegos. Mejor un país convencido del cambio que podemos ponernos de acuerdo en hacer andar en España, despacio pero con buena letra.

democracia catalunya derecho a decidir régimen del 78 Proceso Constituyente 1+
17 votos