Hay 10 debates con el tema 'socialismo'

Ordenar por
Debate

Pablo Iglesias es el auténtico líder del socialismo español del siglo XXI

  9 Comentarios  •  09/12/2015  •  TCasas

Ya lo comenté anoche en Twitter, pero me gustaría dejarlo aquí escrito también en Plaza Podemos, después de la exhibición del líder de Podemos en el debate Atresmedia, que superó de una manera rotunda a los demás candidatos a la presidencia o vicepresidencia, en el caso de Soraya Sáenz: Pablo Iglesias es a la política lo que Messi al fútbol, un genio. 

Todo lo contrario que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que ayer no estuvo demasiado lúcido en su intervención en el debate decisivo y dio una pobre imagen en cuanto a sus conocimientos de política se refiere, y seguía en su guerra interminable con el PP, incluso con Rajoy ausente. Parecía no darse cuenta de que el bipartidismo político ya ha llegado a su fin, y que ahora tiene otros rivales más de los que preocuparse y que probablemente le van a superar en las próximas elecciones, como son Podemos y C´s. Le pareció faltar bastante idea y, sinceramente, no lo veo como presidente del Gobierno, y creo que muchos de los socialistas que antes votaban al PSOE pueden estar pensando algo parecido. Así que, viendo el ingenio y la tremenda habilidad que tiene el líder de Podemos para la política y la retórica, añadido a que es muy carismático y mediático, como demuestran los datos de audiencia de los programas de TV donde participa, en los que siempre bate récords de audiencia y share, añadido a que llena todos los sitios donde va a hacer mítines en campaña electoral, y la gran repercusión que tiene su figura y sus brillantes ideas en las redes sociales, por mi parte, como escritor de izquierdas que soy, proclamo a Pablo Iglesias líder del socialismo español del siglo XXI. Pedro Sánchez, aunque lo respeto al máximo y me parece que es buena gente y tiene buenas intenciones en realidad, pero le considero un político de segunda fila y no es lo que necesita España para cambiar y mejorar este país ni mucho menos. Esta tarea está reservada para alguien con un don especial para la política cuyo destino sea hacer historia en España, y ese no es otro que Pablo Iglesias. El 20-D es la fecha clave para culminar la remontada y empezar a escribir la primera página de la historia del gobierno de Podemos en el que toda la gente será la protagonista del cambio y Pablo Iglesias nuestro empleado más querido y valorado en el que confiaremos la recuperación de la triste España del paro, la corrupción y la desigualdad social que nos ha dejado el Partido Popular.

¡Con Pablo Iglesias sí se puede!  

Podemos PSOE Pablo Iglesias socialismo líder
35 votos
Debate

Exhibición de Pablo Iglesias en el debate clave

  3 Comentarios  •  08/12/2015  •  TCasas

 Aunque al comienzo del debate ninguno de los candidatos estuvo especialmente brillante, a medida que iban pasando los minutos e iba interviniendo Pablo Iglesias, cada vez respondía de una manera más ingeniosa, como nos tiene acostumbrados. A lo largo del debate ha sido el más sincero y claro de todos, el que ha sabido desarrollar mejor sus ideas y con más educación (todo lo contrario que Soraya, que le ha interrumpido en muchas ocasiones no respetando su turno de palabra), el que ha ofrecido soluciones y garantías, el que ha demostrado tener más conocimientos de política y, en definitiva, el mejor preparado de los allí presentes para gobernar bien un gran país como España. 

Me alegra un montón que se haya tenido en cuenta mi consejo de esta tarde, quizás por casualidad, de que se reservara lo mejor para el minuto final y acabara con alguna frase brillante que fuese recordada por todos los españoles y nos llegara al corazón. Y así lo ha hecho, así que un 10 para la intervención de Pablo Iglesias en el debate Atresmedia, y también para el equipo de Podemos, que han sabido preparar muy bien este histórico debate en el que los españoles nos jugamos dejar de estar gobernados por corruptos y gente insolidaria con la mayoría de personas que lo están pasando mal por el paro y la alarmante desigualdad social que ha dejado el gobierno del Partido Popular. 

Desde mi punto de vista, Pablo Iglesias se ha exhibido ante las cámaras dando un recital de buena política, Albert Rivera ha estado un poco nervioso y acelerado (será porque ha salido a correr esta tarde, según he leído), Soraya bastante maleducada y dirigiéndose con un tono despectivo hacia Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, especialmente, y Pedro Sánchez muy flojo, en honor a la verdad. De hecho, desde ya, proclamo a Pablo Iglesias el nuevo líder del socialismo en España. Seguro que los socialistas de corazón y buena fe habrán tomado buena nota y votarán a Podemos el próximo 20-D, pues Podemos es el voto útil, y es inútil votar a un partido como el PSOE, que va a  ser incapaz de cambiar nada en este país. 

Resultado del decisivo e histórico debate Atresmedia:

1º: Pablo Iglesias

2º: Albert Rivera

3ª: Soraya Sáenz

4º: Pedro Sánchez 

Podemos Pablo Iglesias campaña electoral socialismo debate Atresmedia
15 votos
Debate

Resultados 26J

  4 Comentarios  •  03/07/2016  •  Marcel Bosch Linares

 Me gustaría exponer, lo que ha sucedido en estas pasadas eleciones, ya que basándonos en las encuestas deberíamos haber obtenido un resultado mucho mejor de lo que realmente sacamos.

En primer lugar, no creo que el hecho de hacer coalición con IU nos haya perjudicado en sí, lo que creo que nos ha perjudicado es no identificarnos dentro del espectro político con la izquierda, no podemos decir que somos transversales, que en PODEMOS cabe mucha gente con ideologías diferentes cuando creo que es de lógica que eso no es así, lo cierto es que en nuestra formación no hay cabida para la derecha y para los conservadores, se supone que somos un partido progresista y para progresar, muchas veces no se puede contar con todo el mundo, ya que la naturaleza de ciertas ideologías va en contra totalmente del progreso que aspiramos a conseguir.

En resumen, lo que quiero decir en este punto es que no podemos estar diciendo que somos un partido transversal, después que parece que somos percibidos como la nueva socialdemocracia, y luego, que Pablo Iglesias diga que él quiere ser un presidente socialista como lo fueron Mújica y Allende. Pienso que una parte de los votos perdidos se debe a nuestra dificultad para definirnos,ya que los votantes pueden acabar confusos si un día escuchan en los medios que somos socialdemócratas, es decir, pretendemos vivir dentro del sistema capitalista actuando desde el Estado para aliviar las injusticias creadas por el sistema de mercado, y otro día escuchan que somos socialistas, que sería dejar atrás el sistema capitalista en una etapa de transición hacia el comunismo.

Así pues, la definición dentro del espectro político creo que es fundamental para dar credibilidad a nuestra entidad política y mejorar los resultados electorales de cara a futuros comicios. Otro elemento de gran transcendencia que influye en los resultados electorales es la campaña llevada a cabo en este mes de Junio. Me ha decepcionado bastante al parecerme infantil y poco seria, parecía como si ya hubiésemos ganado las elecciones antes de ir a las urnasen esta ocasión no ha tenido nada que ver con la campaña para el 20D en la que se apelaba profundamente al voto de izquierdas y a cargar contra todos los partidos rivales.

Personalmente, creo que la estrategia electoral adecuada hubiese sido, en primer lugar, una fuerte crítica hacia todos los partidos rivales, ¡Pero ojo!, deberíamos tener en cuenta el posible transvase de votos a la hora de cargar contra las otras formaciones, lo ideal hubiese sido criticar duramente al PSOE, ya que la gente de izquierdas opta o por nuestra formación o por el PSOE, y así atraer votantes desde el PSOE hasta nuestra formación, en segundo lugar, C's y PP, ya que en estas dos últimas formaciones resulta mucho más complicado captar votantes dada su ideología. Lo cierto es que la campaña del PSOE se ha centrado en repetir hasta la saciedad que nosotros votamos en contra de un gobierno de cambio y de progreso; nuestra respuesta fue como mínimo suave,puesto que nos limitamos a decir que nosotros no éramos el enemigo, que el enemigo era Rajoy y sus políticas de austeridad y que ya quedáramos segundos o terceros, tenderíamos la mano a Pedro Sánchez. La respuesta debió ser una fuerte carga contra los "socialistas": vamos a agilizar los desahucios, la abstención ante la votación para la reforma laboral, las puertas giratorias de Felipe González y Trinidad Jiménez... etc.

Para acabar, me gustaría exponer mi opinión sobre una campaña que creo que hubiese sido efectiva.

En primer lugar empezamos con la crítica hacia los demás partidos, ahora ya hemos dicho lo mal que lo hacen, toca hacer propuestas, ya que si nos quejamos pero proponemos poco, no hay mucho que ganar, pero no solo toca plantear propuestas, también hay que darles validez, ¿Cómo? Muy fácil, allí donde hemos gobernado se han llevado a cabo reformas y avances por el bien de las personas; esta cuestión es importante porque da credibilidad en nuestras políticas decambio, es decir, allí donde gobernamos cumplimos lo prometido y la gente vive mucho mejor; por tanto,esta realidad remata el tópico de que todos los políticos cuando llegan al poder son iguales.

Los casos anteriores se corresponden a nuestros propios errores, pero no hay que dejar a un lado que el hecho de repetir las elecciones ha acarreado una abstención brutal que nos ha afectado de lleno, en este aspecto también tenemos algo de culpa nosotros.Recuerdo en la campaña del 20D el reto del 3x1, es decir, cada persona convencida de PODEMOS tenía que convencer a otras 3 para que nos diesen su voto y en esta campaña aparte de sonrisas y corazones se ha echado de menos una maquinaria potente de votos como en la campaña del 20D.

Para acabar, voy a contar una anécdota. Mi primo no quería ir a votar y lo traje conmigo al acto central de campaña de Valencia, esperaba encontrarme con una estrategia en los mitines como la que he comentado anteriormente y no fue así, salió decepcionado porque él quería propuestas y soluciones, no espectáculo puro y duro. Lo curioso fue que a los dos mítines restantes que asistí sí hubieron propuestas, y muchas: la reforma del Senado, el corredor mediterráneo, una financiación justa para Valencia, las políticas procíclicas que ha llevado a cabo el PP con la burbuja inmobiliaria... etc. Resulta curioso que en actos comarcales y municipales se hable tanto de propuestas y que en el acto central no se saque toda la artillería pesada; creo que mi primo representa el perfil de votante que hemos perdido en los pasados comicios (aunque al final por tanto insistir conseguí que votase), y creo que la vía de las propuestas y del ejemplo es el camino a seguir. Con una sonrisa sí, pero contando con unas prioridades claras y convincentes.

Podemos Pablo Iglesias campaña electoral 26j Propuestas 3+
7 votos
Debate

Por un mundo realmente socialista

  2 Comentarios  •  07/08/2018  •  RMARIA6

¿ que hacen nuestros psicólogos sociales? Se nos ha engañado diciendo que el provecho de unos contra otros el capitalismo y la usura es libertad y democracia y el socialismo de estado dictadura. Yo que como toda persona tengo mis faltas tenía a una persona de color como barriobajera hasta que me ilustró compartiendo mi punto de vista y me di cuenta de su brillantez oculta como la que yo supongo en mi y jua jua no es reconocida... ¿ No puede establecerse una constitución comunista económica y social unos ppos y un regimen político democrático? Y nos iriamos todos al carajo a parte que privar a los ricos de su propiedad privada sin compensación ganada con su esfuerzo que muchos lo han hecho va contra los derechos humanos. Debemos luchar para que los partidos socialistas de verdad y en esto incluyo a unidos podemos y al psoe se alien para crear un grupo de presión socialista en los que claro está incluyo a nuestras mejores bazas china y venezuela.... critiquemoslas desde dentro, encaucemoslas ¿ Gorvachov tenia que temer a Putin? Stalin fue un monstruo tan grande como Hitler o es que un par de dolares y comodidad en tu bolsillo te hacen menos humano en siberia que a un judio? Por cierto en ese Foro Democratico la critica despiadada bien recibida por mi pero eso de que me vaya SOS MIS DERECHOS VULNERADOS no obstante he pedido con frecuencia cuando escribi bajo brotes psicoticos mi derecho al olvido pero en esta pagina no es mi razón clara y nitida ni mi derecho a existir....Propongo lo que ya esta propuesto en las planteaciones del Nuevo Orden Mundial : Un Estado solo federal no confederado dirigido desde el centro socialista internaciional ¿ Y los ricos? ¿ Y los derechos humanos? A pesar de que en beneficio de la rotación de empleos y la preparación para luchar contra los desanimados y marginados para proporcionar trabajo a negros mujeres desanimados y para que los minusvalidos hallen nichos por los profesionales de recursos humanos de trabajos que ellos puedan realizar si todos los trabajos los proporciona el servicio federal de empleo y los profesionales de recursos humanos son funcionarios pagados por las empresas en capitalismo pero yo hablo ahora de un sistema de socialismo mundial , a pesar de ello perdonazme por la divagación,  ¿ se imaginan lo que hubiesen ingresado las arcas del estado con una telefónica publica? Moviles España va bien según para quien...con el dinero de vender lo que... pero perdonadme la divagación la empresa pública en un estado socialista ingresa y gasta un dinero que es planificado no que se le escapa al control ( salarios etc).... ¿ Y los ricos ? ¿ Quedarian humillados a simples obreros los menos inteligentes? No por favor.... no estoy hablando de un mundo monocolor con empresas totalitarias ni de guerras sino de un pacto social de paz  y progreso bueno para todos. el Estado central crearia tantas empresas como fueran necesarias hasta lograr la competencia perfecta asumiendo los costes  y repartiria las participaciones que no serian acciones... una empresa de cafe exige de sus trabajadores más esfuerzo que una snobbista hyper class tienda de moda y el salario debe ser más ni dividendos ni acciones ... el salario de cada uno seria parcial dependiendo de una serie de cuestiones imparciales participacion en empresas, nivel de estudio, esfuerzo requerido en el trabajo, productividad, pericia en el trabajo, cualificación para el puesto y experiencia basicamente  importando sobre todo la participación en la empresa... no a la bolsa de valores, no a los dividendos...dividir los precios de los productos según escasez satisfacción y necesidad, que nada tengan que ver con el nivel y la cantidad de empresas de producción y que ambos nada tengan que ver con el salario. Cierto es un estado constitucionalmente socialista mundial DONDE EL TRABAJO ESTE PLANIFICADO PARA TODOS.

socialismo
6 votos
Debate

Antoni Domènech, socialista sin partido. DEP

  4 Comentarios  •  27/09/2017  •  Miguel

Antoni Domènech, socialista sin partido Alejandro Nadal

 SinPermiso, 21/09/2017

 

«

El domingo pasado el mundo intelectual sufrió la pérdida del gran pensador Antoni Domenech. A muy temprana edad se unió a la resistencia antifranquista desde la clandestinidad y toda su vida luchó por la democracia republicana y la justicia en el mundo. Autor de obras como El eclipse de la fraternidad y fundador de la revista Sinpermiso, su trabajo abarcó un vasto horizonte temporal y engloba temas cuyos vínculos no respetan el corte tradicional de las ciencias sociales. Por eso su mirada abarcó la teoría política, la ética, la lingüística, la filosofía política, la teoría económica y desde luego la historia. Sólo Antoni Domènech podía construir los caminos analíticos capaces de penetrar ese laberinto sin perderse. Es imposible rendir el tributo que merece su trabajo en este espacio.

Una de las características de la obra de Antoni Domènech (AD) es la demolición de las grandes falsificaciones históricas que tanto han distorsionado el pensamiento político de nuestro tiempo. Las falsificaciones históricas son procesos relacionados con lo que AD llamó mutaciones semánticas, cambios en el significado de palabras y conceptos a lo largo del tiempo que terminan por deformar nuestra percepción de procesos históricos. Las mutaciones semánticas no siempre son espontáneas y más frecuentemente surgen de errores analíticos o tergiversaciones deliberadas y mal intencionadas ligadas al revisionismo histórico de mercenarios intelectuales o peritos en mentir como les llamaba AD. Desde la Revolución francesa, hasta la gran crisis financiera del 2007, pasando por el surgimiento del fascismo y otros lances históricos, el análisis de AD fue desmantelando incansablemente esas grandes mentiras.

Una de las falsificaciones históricas de mayor envergadura que Domènech desmanteló brillantemente es la que concierne a la democracia. El tema arranca en la Revolución francesa, con la distorsión que el revisionismo histórico construyó alrededor de la figura de Maximilien Robespierre. El mensaje clave de esta distorsión es que la Revolución francesa habría sido una revolución burguesa y que los frutos de esa lucha, en especial la democracia y la Declaración universal de los derechos del hombre y del ciudadano, de 1789, serían la aportación de la burguesía y no de una revolución conducida por las clases trabajadoras del pueblo.

Como señala Antoni Domènech, la idea de que la Revolución francesa habría sido ‘burguesa’ forma parte de un esquema cuajado en la Belle Époque. Más tarde, el marxismo ortodoxo que tan atinadamente criticó Antoni Domènech siguió consolidando el mal entendido y cimentando en el imaginario colectivo la idea de democracia burguesa. Pero la verdad es que ni Marx, ni nadie antes de 1850, consideró a la Revolución francesa como algo distinto de una gran revolución popular democrática, es decir, concluye Domènech, como un movimiento de la clase trabajadora. El pueblo, y sobre todo el pequeño pueblo al que aludía Robespierre, no era ni la burguesía, ni el ‘tercer estado’. Se trataba de un ‘cuarto estado’, integrado por el conjunto de pequeños campesinos, artesanos, pequeños comerciantes, jornaleros, asalariados y los desposeídos en general. Domènech muestra que Robespierre comprendió rápido el carácter de clase de varias posturas de la Convención basadas en la noción de ciudadanos activos (ricos y con derecho a sufragio) y ciudadanos pasivos (que no tenían derecho a sufragio). De ahí su voto negativo a diversas propuestas basadas en esta distinción.

Domènech revela las relaciones entre el radicalismo de Robespierre y los candentes temas de la propiedad, el sufragio, la abolición de la esclavitud y la destrucción de la ley patriarcal en el seno de la familia. Las posiciones de Robespierre helaron el corazón de la burguesía y sus aliados. Y por eso cuando sobreviene la contrarrevolución del Termidor en 1794 comienza la doble falsificación histórica que describe a la Revolución francesa como una revolución burguesa y reduce a Robespierre al rol de un vulgar verdugo sanguinario (en la ‘época del terror’). De golpe se coloca falsamente a la democracia salida de la Revolución francesa como una aportación de la burguesía y no como una conquista de las clases trabajadoras. Domènech agudamente observó que a ese revisionismo histórico le acompaña el hecho de que el derecho constitucional francés nunca tuviera lugar para un capítulo sobre derechos universales sino hasta 1946 después de la catástrofe de la Segunda Guerra Mundial.

La obra de Antoni Domènech nos ayuda a no perder de vista el hecho histórico de que la democracia y el sufragio universal, la república, el derecho público y el derecho laboral, la descolonización y la derrota del fascismo han sido fruto de las luchas de las clases trabajadoras y no concesiones o aportaciones de las clases dominantes.

Aún después de desaparecido Antoni Domènech, su trabajo e inteligencia continuarán corrigiendo y marcando rumbo con la tenacidad que le caracterizó en vida»

http://www.sinpermiso.info/textos/antoni-domenech-socialista-sin-partido

democracia socialismo republicanismo
10 votos
Debate

Reinventando la socialdemocracia

  1 Comentario  •  29/07/2018  •  Sergio García

"Cuando decimos que la socialdemocracia es una rama del socialismo que busca la instauración de éste mediante políticas democráticas y el uso reformista del Estado, nos estamos refiriendo a la socialdemocracia originaria.

Esta concepción del socialismo ha sufrido una modificación a través del tiempo, pero una modificación que la ha degradado. El capitalismo ha tratado de absorber y domesticar al socialismo.

Desde finales del siglo XIX hasta mediados del XX se forjó el verdadero ideario socialdemócrata, basado en un socialismo democrático, de la mano de Eduard Bernstein a través de su revisionismo del marxismo, tratando de modernizarlo. Es lo que se ha llamado posteriormente como la socialdemocracia originaria o lo que el periodista mexicano Agustín Basave llamará como la primera socialdemocracia, siendo ésta realmente la socialdemocracia.

No obstante, los partidos socialistas y/o socialdemócratas llevaron a cabo una transformación, en lo que se llamó como la socialdemocracia clásica o segunda socialdemocracia. Esta socialdemocracia clásica se dio en el periodo de mediados del siglo XX hasta los años 70, donde incorporó medidas socioliberales aceptando el sistema capitalista. Logró construir el Estado del Bienestar en Europa con un amplio consenso.

Posteriormente, surgirá la llamada socialdemocracia renovada o tercera socialdemocracia, culminada con la incorporación de la Tercera Vía de Tony Blair en el seno del sistema capitalista, surgida del ideario del sociólogo inglés Anthony Giddens, con políticas neoliberales y usando el Estado como una empresa de escasa intervención económica. Estas últimas concepciones constituyeron en mi opinión la derechización y posterior muerte de la socialdemocracia en una incorporación de políticas socioliberales, primero, y neoliberales, después. Estas dos últimas concepciones, la clásica y la renovada, especialmente esta última, ya no es socialdemocracia, aunque han mantenido esta etiqueta, lo que ha llevado a su denigración.

Comparto con Agustín Basave la necesidad de construir una cuarta socialdemocracia abandonando la política neoliberal, pero él quiere que esa nueva socialdemocracia se parezca más a la segunda mientras que yo pienso que debe parecerse más a la primera. La socialdemocracia debe volver a la izquierda del tablero político, que no al centro-izquierda — ni mucho menos a la extrema izquierda —. En un suerte entre la primera y la segunda socialdemocracia, pero más parecida a la primera con planteamientos del siglo XXI. Una nueva socialdemocracia más parecida a Bernie Sanders o a las políticas de José Mujica que al neoliberalismo de Tony Blair.

Políticas medioambientales y verdes, de diversidad y contra la desigualdad, con la idea de construir un modelo de democracia directa o participativa, aplicando impuestos al capital y resolviendo el problema global de la manipulación informativa. Algunas ideas que Basave refleja de manera lúcida y que su aplicación resultaría una revolución, ya que a día de hoy aplicar un programa socialdemócrata resulta algo revolucionario.

Así mismo, se requiere la necesidad de mantener un pie dentro de las instituciones y otro fuera, en la calle. Si se mantienen los dos pies dentro lo que ocurre es que la izquierda se derechiza.

Basave arguye unas conclusiones de lo que debe ser la cuarta socialdemocracia y lo que debe perseguir. Conclusiones que comparto. Debe haber dos objetivos, uno a medio plazo y otro a largo plazo. A medio plazo: hay que reformar el poder y dar más peso al Estado en la economía, subordinando el poder económico al político. Intervención estatal para controlar los excesos del mercado, reforzando el Estado del Bienestar. Llevando a cabo las nacionalizaciones pertinentes si se requieren y ampliando la democracia. A largo plazo: construir una nueva civilización isocrática y poscapitalista. Es decir, acabar con el capitalismo. Crear una nueva civilización rompiendo paradigmas, como diría Basave.

Finalmente, recomiendo leer el libro de Agustín Basave, el cual que me ha ayudado a terminar este artículo: La cuarta socialdemocracia (2015)."

Fuente: http://nuestralibrexpresion.blogspot.com/2018/07/reinventando-la-socialdemocracia.html

Política socialismo socialdemocracia Basave
5 votos