Actividad reciente

Debate

Instituto 25M Convoca la I Edicion Premio de Investigacion de "desentrama"

  1 Comentario  •  24/05/2017  •  NMorocho

El Instituto 25 de Mayo para la Democracia (I25M) convoca la primera edición de su Premio de Reportajes de Investigación bajo el título Desentrama. El propósito de este galardón es dar reconocimiento a los trabajos que mejor expongan las actuaciones y los atropellos de la Trama en España, es decir, las relaciones que existen entre los poderes políticos y económicos para intervenir el Estado y ponerlo al servicio de unos pocos privilegiados.

Financiación ilegal de partidos políticos, «puertas giratorias», comisiones por la adjudicación de contratos públicos, mordidas millonarias por la organización de eventos deportivos, captura del poder judicial, filtraciones interesadas, medios de comunicación alineados con los intereses de las grandes empresas… La Trama llega a todas partes. Las amistades peligrosas entre el poder financiero y los gestores políticos han parasitado las instituciones y saqueado los recursos públicos con especial impudor durante la crisis. Según el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda, la corrupción y el fraude fiscal cuestan cada año entre 800 y 1.000 euros a cada español y cada española.

Con el objetivo de seguir destapando estas conexiones y favorecer el debate público sobre la situación de emergencia que vive nuestra democracia, el I25M invita a la ciudadanía a involucrarse en la denuncia colectiva de la corrupción. ¿Cómo? Presentando trabajos periodísticos que expongan de forma veraz y didáctica cómo una minoría privilegiada se ha enriquecido a costa del bienestar de la mayoría social.

 

 

https://desentrama.instituto25m.info/

Desentrama" "Instituto25M" "Trama
Sin votos
Debate

El viejo mundo de las ventajas

  1 Comentario  •  24/05/2017  •  MGalante1

El viejo mundo de las ventajas, encontrado en el lenguaje de las razones, heredado desde el mismo fuego que nos calentó y nos protegió de depredadores. Razones, que inicialmente, como presuntas ventajas, nos acompañan desde la antigüedad, como parte de nuestras circunstancias.

 

El jersey que llevas puesto, la publicidad que miras en la TV, la (des)información que crees obtener del mundo que te rodea, la medicina que te quita el dolor, el espejo que compraste para poder mirarte, la velocidad del click que te venden llamándote nativo digital para conducirte por la punta de la nariz y dejar a un lado políticas, licencias y funcionamientos de aquello que aceptas, la fe y la lealtad a una comunicación virtualizada mediocre y sin presencia, vendida como ventaja para “encontrar sitio” y de la que, por tu bien, aprendes a no cuestionar. Y todo esto, sí, en un mundo que muestra desesperación, a la vez que te hace sentir obligado a gritar el viejo paradigma ¡ventaja! hasta lo absurdo. Sin discernimiento y sin verificación. Sin alguna comprobación, o algún empezar por el principio y lo que resulte importante más allá de este gallinero sin ley del viejo mundo de las ventajas. El principio es la experiencia, es el espacio, es la dirección tomada, que hoy por hoy, se alinea con graves problemas de espacio para “encontrar sitio”.

 

No existe mejor orden que el que se da por sí solo. Este orden se encuentra en el grupo, y la confianza para discernir que puede encontrarse a través de él.

 

Por eso, ventaja por sí sola está ausente de criterio cuando también implica despertar un día y que todo el mundo te diga que es 1901, que tienes la culpa de todo, o que la precariedad o la esclavitud es tu futuro. Ventaja no significa discernir, ventaja no significa cuestionar a todo ese mundo loco que puedes encontrarte al despertarte un día.

 

“Mientras lo tangible tiene ventajas, es de lo intangible de dónde proviene lo útil”. Es el espacio, es la experiencia, la que ofrece la verdadera relación entre todas las cosas, la única forma de verificar a todo eso que llamamos ventajas en nuestro día a día.

 

Es hipócrita educarnos en castigar y sentir repugnancia al puño, a la violencia física, en castigar con ley lo que dañe a la salud pública, pero a la vez no dudar en llamar ventaja a vivir con el propósito de “acumular recursos hasta hacer daño a los demás, a la sociedad” y no llamarlo enfermedad, no llamarlo “codicia”, no llamarlo “no saber cuando es suficiente”, ni siquiera tipificarlo como un delito.

 

De la misma forma que te levantas un día y te cuentan que es 1901, que la especulación no es un delito, sino que es ventaja, aún sintiendo una suerte de aliento sobre el cogote que te hace dudar de si realmente tiene sentido todo este mercadillo de ventajas, sin confianza, sólo bajas la cabeza y tratas de adaptarte, aprendes rápido a encajar repitiendo “ventaja” como un cobardón.

 

Aquí cualquier cosa entra como una ventaja, sin verificación ninguna, no existen huevos, no existe discernir, no existe confianza, porque la confianza, el valor, se encuentra en el grupo, y probablemente este todavía no se preserva como se debiera, no se cuida lo suficiente, a la vez que las circunstancias aprietan, y por lo tanto, todavía esté por construirse.

 

La solución, el orden, el funcionamiento, para verificar lo que es ventaja y lo que tan sólo es “vendecrecepelo”, un discernir relativo, personal, pero a la vez que implica a los demás, no existe desde la frontalidad. La solución no se encuentra delante nuestra, ni tampoco está escrita en ningún libro, pero sí puede construirse a través del grupo, y en la confianza que se encuentra a partir de él, la unión que nos dota de valor, de confianza.

 

No existe mejor orden que el que se da por sí solo, y esto quizá sea lo único que nos quede, el sentido de grupo que escribe a través de la confianza, ante un desorden que se nos presenta desde que vivimos, en el viejo y difícil de discernir, mundo de las ventajas.

experiencia ventajas razón
2 votos
Debate

¿"No es no" o "todo no"?

  8 Comentarios  •  24/05/2017  •  Matías Fidemraizer

No es no es la bandera de la concepción de partido de Pedro Sánchez. Dice que es no a Rajoy pero tomando los hechos acontecidos en los últimos 2 años, incluyendo la victoria al aparato del partido y los poderes fácticos, parece que en realidad Pedro Sánchez dice no a todo.

  • No a Rajoy
  • No a Podemos.
  • No al socialismo.
  • No a la izquierda.
  • No. No. No. 

Nos ha quedado claro que no es no. Ayer se supo que la futura nueva ejecutiva que surgirá a partir del resurrecto Pedro Sánchez, a través de Margarita Robles, tiene claro que dirá "no" a la moción de censura. Otro no.

Aparentemente sumamos otro no - el de la moción de censura - y es que Pedro Sánchez está seguro de que Podemos no quiso un gobierno socialista y, por lo tanto, ahora no va a apoyar la moción de censura de Unidos Podemos y las confluencias, porque no. Ha hecho del pacto con Ciudadanos una supuesta anécdota y Podemos tenía que sumarse sí o sí. Para los demás, sí es sí. Para él, todo es no.

Hay quien todavía no lo tiene claro, pero Podemos (y ahora Unidos Podemos y las confluencias) no podía firmar un pacto contra natura, sólo por no ver a Rajoy en la presidencia del gobierno. El objetivo no es decir no a Rajoy: es no a la corrupción. Por ello, el PP no puede estar en las instituciones. Y el PSOE está más cerca de esa casuística que no de ser un bien para el Estado, y la razón inherente de invitarles a un pacto de izquierdas no es la creencia de que este partido sea socialista y obrero: la razón es que se vende como tal y el electorado espera socialismo y políticas de izquierda del PSOE. 

La oferta de pacto de Unidos Podemos y las confluencias es una oportunidad para el PSOE de, sea sinceramente o no, posicionarse en el espectro político de izquierdas y con hechos. 

Invito a la reflexión para entender por qué el PSOE aplica el no es no también a la moción de censura del grupo confederal de izquierdas. 

Objetivamente el PSOE se ruboriza y todas las facciones predominantes van de la mano con el no es no a todo porque saben que el reto es o colaborar o retratarse. A sabiendas de que tienen detrás un poder mediático y financiero que se ocupa diariamente de manipular la opinión de la ciudadanía, prefieren instalarse en el no a la moción de censura por puro tacticismo y a la espera de que vengan supuestos tiempos mejores.

El trasfondo y la estrategia del PSOE gira entorno a la creencia basada en la siguiente pregunta: ¿y si Podemos es una moda pasajera?

De ahí que PP y PSOE vayan de la mano con sus muletas en la labor de ridiculizar la moción de censura presentada por Unidos Podemos y las confluencias. Porque saben que esta moción de censura sí va a ser exitosa y que su objetivo es posicionar claramente a cada fuerza política en el futuro de España.

Por eso Rajoy no participará. No porque sea una pérdida de tiempo desde su óptica ya que su gobierno y él no van a ser censurados con éxito, sino porque no puede arriesgarse a que el PSOE quede en entredicho: sin un PSOE sorpasando a Unidos Podemos y las confluencias, los días del bipartidismo habrían acabado para siempre. Así, lo mejor, es ridiculizar y minimizar el impacto de la moción de censura, y veremos cómo los medios de comunicación participan en sesgar la razón de presentarla y la urgencia de la enmienda a la totalidad a este estado excepcional de corrupción total.

Todo no para cerrar el paso al cambio. Esa es la conclusión.

¿Cuál es vuestra reflexión?

PSOE Moción de Censura Pedro Sánchez bipartidismo
3 votos
0,7% / 100%
5 apoyos 
0,7% / 100%
5 apoyos