Actividad reciente

Debate

SOBRE LA PREVISIBLE SUSPENSIÓN DE LOS DIPUTADOS Y SENADORES PRESOS

  6 Comentarios  •  22/05/2019  •  Juan-Valentín

Tenemos un poder legislativo y judicial que no está a la altura de las circunstancias. Y lo digo por el enorme error que ha supuesto judicializar el conflicto catalán. El error es tan contumaz que ha llevado y lleva a forzar las “costuras” del ordenamiento legal vigente. El caso de los presos en prisión provisional que han tomado posesión de sus cargos como diputados y senadores en la XIII legislatura es una muestra más de ese forzamiento del ordenamiento legal. Dicen los medios de comunicación que el poder político está contrariado por la situación en que el Tribunal Supremo (TS) les ha colocado con la “patata caliente” de tener que tomar la decisión de suspender en sus funciones a dichos diputados y senadores presos. Analicemos la cuestión con lo establecido en las diversas normativas legales.

-Art. 21 del Reglamento del Congreso. El diputado queda suspendido en sus derechos y deberes por sentencia firme condenatoria que lo comporte o que su cumplimiento impida ejercer la función parlamentaria (art.21.2). También, cuando concedido el suplicatorio, el diputado tenga un auto firme de procesamiento y se halle en prisión preventiva y mientras dure esta (art. 21.1. 1º).

Con lo que el Congreso, según su Reglamento, no puede suspender a los diputados porque el único caso que se ajusta a los presos (todavia no hay sentencia firme) requiere un previo suplicatorio para pronunciarse. El TS dice que nos encontramos con presos que ya están en vista oral por lo que el suplicatorio no corresponde solicitarlo al hablar la normativa de fases procesales anteriores a la vista oral. Si bien es cierto que esto puede ser así, es difícil explicar la situación en que un preso preventivo, con auto firme de procesamiento y en vista oral no se le haya impedido legalmente presentar su candidatura, tomar posesión como diputado con todo lo que ello comporta (derechos y prerrogativas) y ahora se demande su suspensión prescindiendo de lo determinado en el Reglamento. Si su toma de posesión ha sido posible con la condición de preso preventivo y en vista oral, ahora no se puede pretender que se vulnere el Reglamento obviando la necesidad de pedir el suplicatorio. Al TS le quedaba el argumento legal de la “suspensión automática” establecida en el art, 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y, así, evitar poner en el disparadero al Congreso. Quizás el TS, siendo consciente de lo discutible de la aplicación del art.384 bis (recordemos “...delito cometido por persona integrada o relacionada con bandas armadas o individuos terroristas o rebeldes...”), ha preferido que sea el Congreso el que se comprometa con la decisión de la suspensión.

-Art. 22 del Reglamento del Senado. Curiosamente el Senado tiene una normativa más “garantista”para sus senadores ya que requiere el suplicatorio (hasta para los senadores que en momento de tomar posesión se hallaren procesados o inculpados) y el acuerdo por la Cámara de la suspensióndebe ser por mayoría absoluta.

Aprovechando que el TS (poder judicial) ha escurrido el bulto, el poder político puede tener la posibilidad de retomar lo que ha sido un problema político obviado y abocado a la judicialización. La cuestión sería argumentar que con la normativa reglamentaria vigente, ambas Cámaras se ven imposibilitadas de tomar una decisión sin mediar el suplicatorio (en el Congreso la suspensión puede ser declarada por la mesa pero en el Senado cabe la posibilidad de que la cámara debatiera la conveniencia de la suspensión basada en última instancia en la no aplicación de medidas alternativas a la prisión). El debate del suplicatorio podría poner el énfasis en la necesidad de que una medida tan extraordinaria y restrictiva como la prisión provisional pudiera ser sustituida por medidas alternativas menos limitativas de derechos fundamentales y políticos y que propiciaran evitar la suspensión de los diputados y senadores presos actualmente.

Pero mi olfato me dice que nuestra clase política, nuestros partidos políticos, seguirán sin estar a la altura de lo que la situación del conflicto catalán demanda. Se admiten apuestas...

6 votos
0,3% / 100%
2 apoyos 
3,3% / 100%
25 apoyos